viernes, 19 de abril de 2013

Pedir Perdón


Es curioso, pero en algunas ocasiones me han entrado muchas de ganas de pedir perdón, de reconciliarme con el mundo, mas concretamente con algunas personas, mas concretamente con ex-parejas.

Pienso que puede ser porque el tiempo, esa distancia que pone el tiempo en las cosas, te hace verlas desde otro ángulo. Desde una perspectiva distinta.

Hoy escribo sobre esto porque esta mañana gracias a las nuevas tecnologías he podido reconciliarme, conmigo mismo y por supuesto con una persona, una ex-pareja.

Esta mañana he abierto facebook, y como no sé manejarlo muy bien, sin darme cuenta me ha aparecido un mensaje escrito hace 6 meses de una ex, en la que me decía que me había encontrado por casualidad mientras buscaba al padre de una amiga. Y me preguntaba que como me iba la vida.

La vida te pone delante a determinadas personas, y la vida también te aparta de ellas, el caso es que esta persona y yo mantuvimos una relación hace 12 o 13 años. Me enamoré de ella nada mas verla, sus gestos, su sonrisa, su forma de hablar etc..Pero a la vuelta de 2 años, tal vez por mi culpa....bueno no, en realidad, por mi culpa, nos separamos.

Quizás yo tuviera razones para ello, o tal vez no. Pero el caso es que hace un tiempo sentí la necesidad imperiosa de pedirle perdón, también sentí la necesidad de recordarle cuanto la quise. Recordarle que me enamoré de ella hasta los huesos y recordarle también que disfrutamos de buenos momentos y disculparme por el daño que la pude hacer.

La idea de hacerlo me llevaba rondando la cabeza unos meses, pero uno nunca encuentra tiempo para hacer estas cosas, máxime si resulta que en la actualidad uno vive a 2.500 Kilómetros del otro. Además no tienes su teléfono, ni su correo electrónico, para hacer un intento.

Y la vida, te vuelve a poner "delante" a esta persona, y sin dudarlo un solo segundo, aproveché la oportunidad, primero de retomar el contacto, y segundo, la oportunidad de "saldar cuentas", de decirle cosas que en su momento no le dije. Ha tenido que pasar mas de una década para poder decirle un simple "te quise muchísimo", o un simple "siento mucho mucho el daño que te hice". Decirlo sin vergüenza, a pecho descubierto.

Es curiosa su reacción también, un ¿quieres matarme?




Y bueno, reconozco que me siento mucho mejor. Hemos recordado los buenos ratos pasados juntos. También las pequeñas broncas, pero las hemos recordado sin rencor, las hemos recordado con cariño, riéndonos.

Tal vez sea la edad, la experiencia, la conciencia, ¿la madurez?, esta última creo que no...pero bueno en fin que ha sido todo un alivio para mi poder PEDIR PERDON, porque si no lo hubiera hecho, estaría viviendo Malamente......